Camino de Santiago coordinado desde la Pastoral del Colegio: ¡hay que vivirlo!

/, Sin categorizar/Camino de Santiago coordinado desde la Pastoral del Colegio: ¡hay que vivirlo!

Camino de Santiago coordinado desde la Pastoral del Colegio: ¡hay que vivirlo!

Una de las principales propuestas del verano, en cuestión de Pastoral, en nuestro Colegio es, sin duda, el Camino de Santiago. Una experiencia que marca y de ello los que más saben son quienes lo han experimentado en alguna ocasión. El grupo de más de sesenta alumnos que lo ha realizado este año descansa ya en casa después de un recorrido de unos ciento veinte kilómetros por el “camino inglés”, viviendo una transformación interior al tiempo que su cuerpo y, sobre todo, sus pies se marcaban con las muescas que dejan estos senderos de flechas amarillas.

El Coordinador de Pastoral en el Colegio es Carlos Montanero y a su regreso de Santiago de Compostela nos deja este testimonio como balance de una de las experiencias más destacadas de cada año:

“Seguramente les han llegado por WhatsApp o por redes sociales algunas fotos de las marchas o algún vídeo de la llegada a Santiago. No sabemos qué ideas o sentimientos  pueden producir esas imágenes. Lo que sí estamos seguros es que la mayor parte de los peregrinos de nuestro Colegio son conscientes que lo verdaderamente emocionante es recorrer el camino interior y espiritual, o como decimos nosotros,  el camino de los 30 centímetros, de la cabeza al corazón. Ese es el camino de la auténtica transformación y que no se puede retratar con  imágenes, hay que vivirlo.

La única manera de visualizar este camino de encuentro con Jesús es a través del servicio a los demás. O como nos dijo Sergio, jesuita responsable del voluntariado Peregrinus en Santiago, con “partirse por los demás”.

Este compromiso de servicio y  “estar loco” para ser testigo de Jesús,  es lo que representa llevar  la camiseta (verde) del Camino”.

Cuando llegaron a Santiago tuvieron la oportunidad de experimentar la acogida al más puro estilo jesuítico, gracias al programa Apertas de la oficina Peregrinus Sj, en cuyo equipo está una antigua alumna del Colegio, Marta Álvarez, y Rodrigo Sanz Sj, uno de los maestrillos jesuitas que se incorporarán a nuestro Colegio en el próximo curso.

Contamos también con la experiencia contada por una de las alumnas que ha realizado el Camino en esta ocasión, Clara Valenzuela Carrillo, de 3º de ESO.

Esta experiencia ha supuesto un gran cambio en mí y en mi manera de ver muchas cosas. Si tuviera que describir el Camino con una frase sería “En todo amar y servir”. El Camino es servicio, servir al otro sin importar cuáles sean las condiciones y dejando a un lado las comodidades de uno mismo.

Al principio tuve miedo, no solo por la dificultad física, el verdadero temor era no lograr el camino más difícil, el que recorre los 30 cm. que hay de la cabeza al corazón. Y no fue fácil, no es fácil encontrarse con Jesús, pero poco a poco, te vas dando cuenta de que se encuentra en pequeños detalles, como una mano que te ayuda a seguir, una sonrisa, una charla, un abrazo, etc.

Una cosa que he aprendido en el Camino es que se gana mucho más sirviendo que recibiendo, que uno es realmente feliz cuando ayuda más que cuando es ayudado. Y así hemos formado comunidad y hemos sido familia o una piña, como lo llamamos nosotros.

La llegada a Santiago fue muy emocionante pero el Camino no había terminado allí, teníamos que llegar al corazón y para eso me han ayudado mucho las reflexiones, donde he aprendido la importancia del silencio, del servicio a los demás y a superar dificultades.

Quiero agradecer a los monitores por haber estado siempre al tanto de nosotros, a todo el grupo, por haber hecho del Camino una familia y al Colegio por haberme ofrecido esta oportunidad que me ha hecho crecer más como persona y sentirme más cerca de Jesús.

Por último, tras ocho días viviendo esta experiencia, puedo decir que el Camino empieza ahora, que peregrino no se deja de ser nunca, y espero que el año que viene pueda ser una flecha amarilla para mucha gente, porque lo realmente importante se demuestra en las obras, no en las palabras”.

Sesenta y tres alumnos de 3º y 4º de ESO junto a un grupo de monitores y guías integrado por diez personas entre docentes, guías, acompañantes y jesuitas; un equipo de lujo para una experiencia que les marcará para siempre.

En la Plataforma Alexia pueden encontrar una galería de imágenes del Camino.

Gabinete de Comunicación.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.