Con mucho recogimiento y emoción se vivió ayer la ceremonia del Sacramento de la Confirmación en nuestro Colegio. Más de medio centenar de jóvenes alumnos de 1º de Bachillerato que vivieron, junto a sus familias y la comunidad educativa del Colegio, este momento de apuesta decidida por Dios dentro de su trayectoria de formación cristiana y humana.

En una celebración muy cuidada y con muchos detalles simbólicos significativos para ellos y para el Colegio, los jóvenes recibieron del Vicario de zona, Javier Moreno, la bendición enviada por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, así como un mensaje de ánimo para que sean “apóstoles en sus respectivos ambientes”. En sus palabras estuvo muy presente la huella de San Ignacio de Loyola, las alusiones al Papa Francisco y una felicitación implícita por su compromiso cristiano a través de este Sacramento al que acceden libre y conscientemente.

En un salón de actos lleno de familiares, amigos y compañeros, así como los guías y alumnos miembros de todas las comunidades cristianas del Colegio, se vivieron momentos de mucha emoción y complicidad. La presencia del Espíritu Santo sobre ellos y su ejemplo decidido nos anima a mantenernos activos en nuestra misión de ser agentes de cambio en nuestra sociedad actual, desde la alegría que se nos pide a los cristianos y desde la apuesta por Cristo que nos define.

Gracias a todos los que hicieron posible la celebración, especialmente al Departamento de Pastoral del Colegio.

Gabinete de Comunicación.